América Latina Internacionales

Debate en Chile por el futuro de los seguros de vida con ahorro

La semana pasada venció el plazo para que las compañías de seguros de vida y otros actores de la industria enviaran sus observaciones a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) respecto a la normativa que el regulador lanzó en consulta, unas semanas atrás, respecto a los seguros de vida con ahorro.

Durante el 2014 se vendieron 393 millones de dólares en seguros de vida con ahorro, también conocidos como Cuenta Única de Inversión (CUI) y representaron el 16,1% de las ventas de los seguros de vida. El punto de conflicto es la eliminación de la comisión por retiro total de ahorros. Por lo que la rentabilidad bajaría de los actuales niveles cercanos a 10% a menos del  3%, asegura una nota del portal Buena Fuente.

 La norma puesta en consulta busca fundamentalmente hacer más transparente la comercialización de estos seguros y fomentar una decisión de compra informada por parte de los asegurados.  Para ello, se refuerza la regulación en temas como la claridad de los textos de las pólizas, la publicidad e información que se proporciona a los asegurados y el deber de asesoría de las aseguradoras e intermediarios. Además, esta propuesta normativa representa un nuevo paso en el establecimiento de un modelo de Supervisión de Conducta de Mercado que actualmente está impulsando la SVS, basado en la aplicación de principios y buenas prácticas comerciales con un trato justo y adecuado hacia sus clientes por parte de las aseguradoras e intermediarios de seguros, lo cual es consistente con las recomendaciones internacionales en esta materia.”, según notifica el documento.

Con esta norma estamos promoviendo mayores niveles de información y transparencia en un producto que durante los últimos años se ha transformado en una importante alternativa de ahorro e inversión”, remarcó el Superintendente Carlos Pavez.

Además, el Superintendente destacó la importancia de que los potenciales asegurados comprendan cabalmente las características del producto que se está contratando, su cobertura y los cargos que incorpora dicho seguro con ahorro, y recomendó analizar cuidadosamente si este producto se ajusta a sus necesidades e intereses particulares.

En suma, la propuesta de la SVS de eliminar la comisión por retiro provocaría: por un lado, la comercialización de los CUI se hace mediante fuerzas de venta especializadas y brokers, pues su alta complejidad y múltiples variables hacen que no sea un producto fácil de vender.  Por otro, hay que tener en cuenta que si esos clientes se van y la compañía de seguros ya pagó la comisión al vendedor, se resarce del riesgo cobrándole al cliente un costo por su retiro temprano total de ahorro. Sólo al cabo de los dos o tres primeros años las aseguradoras se cubren del riesgo de no contar con el capital ahorrado que se tenía.

Esta normativa prohíbe el cobro en todo momento de ese retiro total, por lo que la aseguradora tendría que asumir el impacto. Desde las compañías han explorado ante este nuevo escenario cambiar el contrato de sus trabajadores, pero hay distintas disposiciones de la ley laboral que prohíben descontar sueldo a un trabajador por ventas hechas en el pasado. Una alternativa que barajan en la industria es llevar a tarifas este efecto y subir los precios de las pólizas de este tipo. Sin embargo, estiman que esta medida pondría en peligro el atractivo de ahorrar en una compañía de seguros.

 Por último, una fuente cercana de la industria detalla que  “Con prohibir el cobro del costo por retiro total se obliga a que la industria busque otras alternativas que son malas, como subir el precio del seguro, lo que hace perder el atractivo y que se venda menos. Además sería injusto, porque todos los clientes tendrían que pagar por el retiro a corto plazo total que haga una persona en específico”.

 

 

Print Friendly, PDF & Email