Internacionales Resto del mundo

La mirada de Coface sobre la recuperación económica de Egipto

Después de haber sido gravemente afectada durante la agitación social y la violencia vinculada a la revolución de 2011, la economía de Egipto se está poniendo de nuevo en marcha, gracias a la mejora de la estabilidad política, las reformas económicas y las inversiones extranjeras.

Las autoridades anunciaron recientemente una tasa de crecimiento real del 4,1% para 2014/2015 (el año fiscal comprendido de julio a junio), en comparación con 2,2% para 2013/2014 – que a su vez era ligeramente superior a la media de crecimiento del 2% entre 2011 y 2013. Estos últimos resultados han sido impulsados por el crecimiento en el sector manufacturero, mayores ingresos del turismo (luego de un descenso después de los disturbios) y un efecto de base favorable. Por el lado de la demanda, el principal motor de crecimiento fue el consumo privado. Tal como señala en su Informe Panorama acerca de Egipto.

La recuperación es todavía frágil, desafiada por un doble déficit y problemas de seguridad

Aunque el crecimiento del consumo público y privado continuará, su ritmo se mantendrá moderado, debido a los altos niveles de desempleo y a las reformas en los subsidios destinadas a reducir el déficit presupuestario. A pesar de la mejora en la situación fiscal de Egipto, el déficit presupuestario se mantiene muy por encima del 10% del PBI. Además, Egipto sigue sufriendo de una amplia brecha externa, infraestructura débil, distorsiones microeconómicas y baja competitividad. En el año fiscal 2014/2015, el déficit por cuenta corriente aumentó a 12,2 mil millones de dólares, frente a los 2,7 mil millones de dólares el año anterior, debido principalmente al crecimiento del déficit comercial. Si los precios del petróleo siguen siendo bajos, esto puede causar una caída de la inversión extranjera directa, las subvenciones y las remesas de los países del Golfo – que se encuentran entre los mayores contribuyentes a los rendimientos productivos de Egipto. Esto restringiría los fondos para las tan necesarias inversiones en infraestructura de Egipto.

Riesgos de seguridad regional y nacional están pesando sobre el ambiente de negocios, así como sobre la recuperación del sector turístico (que representa alrededor del 20% de los ingresos de divisas del país). La salida de capitales, debido a cuestiones de seguridad y las incertidumbres políticas disminuyeron las reservas en moneda extranjera, de 7,6 meses de importaciones en 2010, hasta un mínimo de 2,4 meses en el año 2014. Hay una continua escasez de divisas en el sistema bancario. Esto está afectando especialmente a los pequeños y medianos fabricantes, ya que no cuentan con los dólares que necesitan para importar maquinaria y materias primas.

 La mayor estabilidad política y el compromiso de las autoridades con las reformas estructurales están apoyando el desempeño económico en Egipto”, dijo Seltem Iyigun, Economista de Coface para Oriente Medio y el Norte de África. “La asistencia financiera internacional constituye un pilar importante del crecimiento del país. En el futuro, se espera que la recuperación económica se beneficie de la aceleración de las inversiones fijas. La recuperación económica y la estabilidad política están contribuyendo a la compensación de los desequilibrios fiscales.”

Sin embargo, el crecimiento sostenible dependerá de un progreso continuo en las reformas económicas y una mayor estabilidad política”, añadió Seltem Iyigun. “A pesar de todas las mejoras antes citada, las debilidades estructurales siguen presentes en la economía de Egipto y siguen pesando sobre el crecimiento del sector privado. Duros desafíos subsisten – incluyendo cuentas externas vulnerables, baja competitividad y riesgos de seguridad.”

 

Recuperación sectorial cautelosa

  • Turismo: Después de padecer los disturbios civiles y las incertidumbres políticas vinculadas a la revolución de 2011, el sector turístico muestra una ligera recuperación, principalmente debido a la mejora de la estabilidad política. En el primer semestre de 2015, el número de turistas que visitan Egipto aumentó un 8,2% respecto al año anterior, hasta alcanzar 4,8 millones. El gobierno espera atraer 10 millones de turistas durante el curso del año 2015, con un total de ingresos por turismo de entre 7,5 a 8.000 millones de dólares. Se espera que el número de hoteles y establecimientos de alojamiento suba ligeramente por encima del nivel de 2012, a 1.140 en 2015. A pesar de todas estas mejoras, el retorno del sector turístico de Egipto a sus niveles anteriores a la agitación tomará tiempo, ya que todavía hay problemas de seguridad.
  •  Automoción: El sector del automóvil también se está beneficiando de una recuperación desde que la Primavera Árabe provocó una caída de la demanda. Las ventas de automóviles de pasajeros aumentó considerablemente en 2014, aumentando un 55,5% respecto a 2013. La recuperación económica y una mayor estabilidad política debería apoyar las ventas durante el próximo período. Sin embargo, las restricciones están pesando sobre el sector. Algunas empresas están siendo empujados a salir de Egipto, debido a la escasez de dólares, la estrategia industrial incierta y el fortalecimiento del sector de la automoción en los países vecinos.
Print Friendly, PDF & Email