Columnistas Innovación

Cómo convertirse en un aprendedor serial

Gabriel Mysler Por Gabriel Mysler, CEO de Innovation@Reach.-

La capacidad de estar permanentemente aprendiendo es una de las cualidades más importantes para la adaptación a un mundo en constante cambio. Esto es lo que me gusta llamar vivir en Modo Aprendizaje.   

Hoy se impone ser un “aprendedor serial”. Atrás quedaron los años que impuso la Tercera Revolución Industrial al mundo de la Educación. Este paradigma nos preparaba para el trabajo en serie y para trabajar en líneas de producción: para el trabajo en fábricas. Este modo de trabajar y pensar, se basaba en aplicar lo aprendido para resolver problemas conocidos del modo que nos habían enseñado. Era efectivo y eficiente y por mucho tiempo funcionó correctamente.

En este paradigma anterior, había que comenzar la escuela a una hora determinada y adaptarnos a horarios, no se debía cuestionar al docente que era quien impartía el conocimiento y había que resolver los problemas del modo que se nos enseñaba. Pero por sobre todas las cosas, estudiábamos como mucho hasta recibir un título universitario  y a los 24 años teníamos que haber aprendido lo suficiente como para desarrollarnos en el mundo laboral… Luego debíamos seguir trabajando hasta nuestra jubilación, en la que pasábamos de ser “Activos” a ser “Pasivos” 

En resumen,  el trabajo se resumía en la famosa fase que alguna vez escuché de un antiguo jefe que tuve: “Gabriel, no te pago para pensar, te pago para hacer y para trabajar”. El objetivo de la escuela y del estudio era prepararnos con los conocimientos necesarios para poder trabajar hasta el final de nuestra vida útil como engranajes de una gran maquinaria.

Algo cambió…

Ahora entendemos que el conocimiento, al igual que el yogur, tiene vencimiento. Y también sabemos que tomar el yogur vencido hace mal. El conocimiento obsoleto (el conocimiento “vencido”) no permite lugar a más y nuevo conocimiento, y por lo tanto también nos hace mal. Ya no podemos conformarnos en esta Cuarta Revolución Industrial con estudiar el 30% de nuestra vida, debemos prepararnos para seguir aprendiendo y estudiando hasta el último día de nuestra existencia aquí en la tierra.

¿Quién es entonces un Aprendedor Serial? Aprendedor serial es- sencillamente – quien no pierde ninguna oportunidad de aprender. Es la persona (u organización) que vive el aprendizaje como un ejercicio diario, buscado y provocado.

Para el aprendedor serial todo es aprendizaje: toda oportunidad es una oportunidad de aprender y construir sobre lo ya construido. El aprendedor serial no cree que los planes originales sean estáticos y grabados en piedra: la vida cambia, nosotros cambiamos, ¿por qué no podemos cambiar los planes? 

Warren Buffett dice que dos clases de personas fracasan en este mundo: los que no saben nada y los que creen saberlo todo…

Eric Hoffer  va mucho más lejos aun al afirmar: “En tiempos de cambio, los que aprenden heredaran la tierra, mientras los que ya saben estarán bien equipados para un mundo que ya no existe…”

Vivimos en una emergencia (por si no nos dimos cuenta)

Aun antes de la pandemia, el World Economic Forum ya hablaba de una emergencia de reentrenamiento, porque el mundo se enfrentaba a cientos de millones de trabajos transformados o incluso destruidos por la tecnología.

¿Cómo comenzamos con esta transformación radical?  Hay dos mentalidades necesarias para ser un aprendedor serial: mentalidad de crecimiento y mentalidad curiosa.

La mentalidad de crecimiento  – ya nos comentaba Carol Dweck – nos invita a permitirnos no saberlo todo, nos pide que aceptemos el fracaso, el error y la complicación como partes necesarias del proceso.  La mentalidad de crecimiento – afirmaba la psicóloga de Stanford – te libera de la expectativa de ser perfecto: nos permite “llegar a ser”, no tenemos que saberlo todo ya. Nos habla de permanente evolución, progreso y mejora. En este sentido es una actitud liberadora: te saca la presión de ya ser y la reemplaza para la ilusión, el deseo y la voluntad de llegar a ser.

Un aprendedor serial entonces es quien vive una mentalidad de crecimiento con alegría e intensidad y su actitud es una actitud de éxito, de saber que el conocimiento y las habilidades pueden mejorarse y con práctica, análisis, estudio y paciencia y constancia, el éxito llega.

Dweck nos propone las siguientes lecturas de la realidad:

  • El fracaso es una oportunidad
  • La crítica puede ser constructiva
  • Los retos me ayudan a crecer
  • Puedo aprender a hacer lo que quiera
  • Mi esfuerzo y actitud determinan mis habilidades
  • El éxito de los demás me inspira

La mentalidad curiosa es una actitud inocente y abierta ante la vida y antes las cosas. Es permitirnos seguir manteniendo vivo ese niño o niña que todos llevamos dentro y que nos invita a indagar.

Muchas veces, al dictar una capacitación, al dar una conferencia o en una sesión de coaching, me preguntan para qué insisto tanto en pedir que nos cuestionemos todo, que desterremos las verdades indiscutibles y que nos animemos a preguntar por qué. La pregunta no es  desde la desconfianza, sino desde la curiosidad y la voluntad de entender. Lo hago – simplemente – porque a través de la pregunta recuperamos la curiosidad, despertamos la duda y recomenzamos la búsqueda y el aprendizaje permanente.

¿Lo ponemos en una fórmula?

Mentalidad de crecimiento + Actitud optimista + Mirada curiosa + Evolución constante + Modalidad proactiva = Aprendedor serial. 

Print Friendly, PDF & Email