Actualidad

Los seguros buscan adecuarse ante falta de repuestos importados

Las trabas a la importación dieron vuelta algunas pólizas asegura una nota de El Cronista. Cuando ocurre un siniestro, los seguros de hogar y automotor se enfrentan a un problema: buena parte de lo que tienen que reponer pasa por la Aduana.

En consecuencia a esto, muchas firmas comenzaron a agregar especificaciones para los elementos importados que puedan contener electrodomésticos, equipos electrónicos, maquinarias y autos.
La valuación de activos es la forma de adaptarse a la coyuntura que encontraron muchos. La idea es afinar al máximo la valorización de los bienes asegurados al momento de redactar las pólizas.

Es un concepto que tomó importancia en épocas como ésta, en las que hay fluctuaciones en el valor de la moneda”, explica Leandro Canosa, gerente Técnico de la empresa de brokers Gaman.

La mayoría de los equipos y bienes sofisticados vienen son importados. Hasta, aquellos de fabricación local tienen piezas y materiales importados. El eje está en valuar de modo correcto para que el asegurado no tenga problemas ante un potencial siniestro.

Un modo es el de devolver el monto que costaría comprar los bienes dañados por un siniestro pero no reponerlos para evitar enfrentarse a las trabas de importados.

Las aseguradoras QBE La Buenos Aires, la “póliza Más” de Mapfre y Sancor Seguros incluyen en su cobertura hogar la reposición del valor de los bienes.

Para evitar gastos extras, las pólizas prevén que el asegurador no abonará el mayor costo de las piezas o recambios importados cuando haya partes de fabricación local, hechas bajo patente y que cumplan con idénticas especificaciones de las piezas o equipo dañado”, dice Canosa.

Hoy en día, los mercados cobran un extra sobre el valor de lista del producto y garantizan su reparación o la reposición de un artículo similar si no se consiguen los repuestos. “Es un servicio muy contratado, sobre todo en productos importados como impresoras y consolas. La gente sabe que si se le rompe cualquier elemento electrónico no lo va a poder reponer. Hasta recomendamos estoquearse de cartuchos de impresión por la cantidad de contenedores retenidos en la aduana”, aseguran desde una cadena de electrodomésticos.

Las garantías extendidas son pólizas estándar. Canosa recomienda elegir productos personalizados sobre todo en equipos de trabajo de los que no es posible prescindir demasiado tiempo. “En relación a los componentes y los equipos que no tuvieran su símil en el país, es clave solicitar la inclusión dentro de la cláusula de reposición los costos de los bienes asegurados, incluyendo gastos de importación, montaje y puesta en marcha de bienes nuevos con la misma tecnología que los bienes a asegurar. Esta es la herramienta principal por la cual se puede garantizar que el asegurado recomponga su situación patrimonial ante la ocurrencia de un siniestro que afecte estos bienes”.

Print Friendly, PDF & Email