Actualidad

Los conceptos centrales del 7º Seminario Internacional de AVIRA

América Latina y Argentina en particular, presentan  una gran oportunidad para la industria”, señaló el Vicepresidente Senior de Swiss Reinsurance Company Ltd, Rolf Steiner.

Sus palabras se dieron en el marco del 7º Seminario Internacional de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA), que se llevó a cabo el 3 de septiembre pasado bajo el lema “Los Seguros de Vida y Retiro, un puente entre tus preocupaciones y la tranquilidad”.

Steiner sostuvo que algunos datos generan “un potencial enorme para adquirir clientes, así como también, desarrollar más profundamente los ya existentes”. Entre ellos resalta el  porcentaje de personas que no tiene ningún seguro: 30% en el promedio de los 8 países estudiados. Sin embargo, un 58% de este grupo, consideraría tomar alguna cobertura.

“Mientras que del 70 restante, que sí cuenta con alguna una cobertura, 3 de cada 4 evaluarían adquirir productos adicionales. Por lo cual, recomiendo el trabajo dentro de las carteras ya existentes”, añadió.

Para afirmar esto se basó en un estudio que Swiss Re realizó en 8 países de la región, pero extrapolable al resto. “Solo el 45% de la población cuenta con cobertura de fallecimiento, el seguro más extendido. La cuantificación de la carencia mencionada alcanza la friolera de U$S 7.200 millones, cifra que marca la dimensión del desafío que se le presenta a la industria. Argentina representa el  19.4% de esta ausencia, lo que equivale a casi U$S 1.400 millones”.

La brecha promedio por trabajador con cargas de familia en los países estudiados alcanza a U$S 60 mil, sin embargo en nuestro país es de U$S148 mil, según el experto. Los principales factores que atentan en el área contra la toma de coberturas son a su entender: la inflación que aumenta los montos requeridos, el desaliento al ahorro por carencia de instrumentos de inversión, la estatización de las coberturas previsionales que reduce las alternativas disponibles y la falta de estímulos para contratar seguros de vida por la ausencia de incentivos fiscales.

Otro de los disertantes en el evento fue Juan Bontempo, Superintendente de Seguros de la Nación, quien destacó el crecimiento superior al 30% que mostró  la industria de seguros personales en el último ejercicio.

Hace un año, este mismo escenario, dijimos que esperábamos un proceso de crecimiento para el seguro de personas, y estamos muy satisfechos porque cerramos a junio 2014 con indicadores positivos”, dijo Bontempo.

El funcionario subrayó que estos datos “confirman que debemos avanzar en consolidar la ecuación de ir ganando cada vez más mercados y con mayor peso relativo en seguros de Vida y Retiro respecto de patrimoniales”. Destacó que el seguro de personas cumple una función social muy importante porque “no sólo está presente en las circunstancias adversas, también tiene un rol económico fundamental por las inversiones que genera”.

Bontempo reiteró su convencimiento respecto de la necesidad de actualizar los estímulos fiscales al reiterar que “hemos avalado esa política, nos parece correcta, la acercamos al ministerio,  y sabemos que está en agenda”. Y en referencia al Inciso K puntualizó que “Vida y Retiro aportaron en conjunto  7.000 millones de pesos, superando las metas fijadas para junio 2014. Sostuvo que desde el Gobierno se definió una “política coherente que fue el Plan Estratégico, para establecer hacia dónde vamos y sus resultados están a la vista”.

Claudia Mundo, Presidente de AVIRA, estuvo a cargo de la inauguración del evento. Destacó que afirmando que el mercado de seguros personales está “sólido” y creciendo, pero que aún tiene “mucho camino por recorrer”.

La importancia de actualizar los incentivos fiscales sobre los seguros de personas para promover su crecimiento y, consecuentemente, un mayor nivel de bienestar social”, enfatizó.

“Estamos ofreciendo productos que hacen a una mejor calidad de vida”, dijo, y remarcó que hoy existen claras oportunidades de desarrollo en la industria y resaltó el desafío de lograr una mayor penetración en los sectores medios a través de la incorporación de monotributistas, autónomos y trabajadores informales de ingresos altos, así como up grades de las carteras existentes. Explicó que todavía la participación de los seguros de personas en el PBI es baja.

“Aún, está lejos de otros países que, como Chile (2%) o Brasil (1,3%),  superan ampliamente el 0,7% local. En los últimos 20 años pasamos del 0,3% al 0,7%, y bien se sabe lo que nos costó llegar a esta cifra. Hemos atravesado tormentas muy fuertes pero estamos aquí con mucha esperanza por lo que vendrá”, informó. En cuanto a los diferentes ramos subrayó la relevancia del seguro de vida colectivo que es el “más maduro” en el país; y estimó que, según las proyecciones de PlaNeS y evaluando hoy un escenario de actualización de incentivos fiscales y el eventual lanzamiento del producto “Hoy x Mañana” –Seguro Planificado para el Retiro-, las primas deberían crecer 483% hacia el 2020 y alcanzar 1.7% del PBI.

Hernán Pérez Raffo, socio de PwC & Co.,  también tuvo su espacio en el Seminario Internacional de AVIRA e hizo hincapié en la necesidad de que las aseguradoras entren en las tablets y los dispositivos personales de las denominadas generaciones Y y Z. Definió las motivaciones y demandas para adquirir coberturas hoy y resaltó como  determinantes: aumento de la expectativa de vida y la necesidad de financiamiento adicional para la misma, medicina de mayor calidad que prolonga las edades promedio, migración del campo a las ciudades, modificación de la familia tradicional a diferentes tipos de hogares con mucho peso de las mujeres como cabeza de familia y hogares unipersonales.

Productos flexibles y que permitan que el asegurado sienta que él tiene el control de los mismos; transparencia en la oferta; mucha inversión en canales de distribución y comunicación y Big Data”, dijo a la hora de definir las características que debe tener el servicio.

En tal sentido, sostuvo que la industria tiene predisposición a la innovación tecnológica lo cual resulta indispensable, que el entorno favorece la necesidad de garantizar mayores ingresos en la etapa pasiva y que hay que enfocar a la clase media  evaluando su constante dinamismo.

Por último, Héctor Gueler, de FM&A/Milliman, dijo que en los últimos 50 años el mercado de seguro de las personas ha tenido “grandes cambios que también marcan una nueva tendencia en el servicio y las necesidades de una sociedad que valora este tipo de coberturas”. Explicó que “la evolución y transformación en el mercado de demanda de seguros personales, plantea nuevas oportunidades en el diseño y la distribución de productos”.

Indicó que las variaciones en la demanda a nivel individual consideran, un ciclo de vida dinámico, un incremento de la supervivencia y un aumento del individualismo. Mientras que a nivel corporativo se evidencian las transferencias de responsabilidad,  mayor integración y estructuras más flexibles. Y aseguró que las oportunidades surgirán de entender las nuevas necesidades y estructuras de la demanda.

Print Friendly, PDF & Email