Columnistas

ESP: la verdad de la”milanesa”

Por Dr. Eduardo Bertotti, Director ISEV.-

Ya hace más de dos (2) meses veníamos advirtiendo que el Gobierno argentino iba a “dispensar” a los fabricantes de automóviles del compromiso asumido en el año 2013 por ADEFA de proveer a todos los automotores, a partir del 1ro. de enero de 2018, del ESP, ESC, DSC, VDC, VSA y VSC que son las siglas comerciales del Control Electrónico de Estabilidad, uno de los avances tecnológicos en materia de seguridad activa más importantes de los últimos tiempos.

Lamentablemente “este compromiso” desapareció por obra de la “magia del lobby”.
Probablemente, una de las razones para ello es que en Brasil aún no se implementó en su industria (anuncian hacerlo para 2022) y del “famoso” millón de unidades vendidas en Argentina, el 56 % proviene de dicho país. Resultado: Usuarios brasileños, argentinos, uruguayos y paraguayos se ven privados en sus automotores Mercosur del genérico ESP.

El nuevo anexo B del Decreto 32/2018 deja fecha “en blanco” en su redacción para la efectiva implementación de este sistema de seguridad esencial:

A)  Para obtener la Licencia de Configuración de Modelo (LCM), los fabricantes e importadores de vehículos cero kilómetros (0 km) de producción seriada deben cumplir los procesos de ensayos de cada clasificación de vehículo, como se establece en los siguientes cuadros:

Sistema Electrónico de Control de Estabilidad ESC: Se implementarán conforme los plazos que determine la Autoridad de Aplicación en acuerdo con las Terminales e Importadores de vehículos automotor radicado en el país. Y Para la categoría M3 aplica exclusivamente para ómnibus de “doble piso” (Disposición SSTA N° 294/11). En el caso de las categorías N3 y O4 aplica sólo para configuraciones “Bitrén”.

Mientras se sigue “declamando” y “reclamando” la necesidad y la permanente labor en Seguridad Vial, las políticas activas en la materia no aparecen. Por el contrario, las que aplican la desfavorecen…

Nadie se hará cargo de las muertes y lesiones que podrían haberse evitado por la efectiva implementación de este sistema de seguridad, a partir del 1ro de enero de 2018.

Print Friendly, PDF & Email