Actualidad Destacadas

El seguro de vida e invalidez de las tarjetas de crédito pasó a ser opcional

 

“Estimado cliente: le informamos que el seguro de vida e invalidez total y permanente al que hoy accede automáticamente al efectuar compras con su tarjeta de crédito, será opcional a partir del 2 de noviembre de 2015. Su Ud. lo considera conveniente, podrá solicitar la baja del seguro sin costo alguno. En caso de optar por la baja del seguro, las operaciones realizadas con su tarjeta de crédito no estarán cubiertas ante el fallecimiento o invalidez total y permanente del titular de la cuenta de crédito”.

Ese es el texto modelo de muchas de las cartas que han recibido en su domicilio o por mail miles de clientes bancarios. Se trata de una resolución del Banco Central publicada en agosto y que entrará en vigor a partir del jueves 12 de noviembre, los clientes de los bancos podrán optar por dar de baja el seguro de vida que hoy pagan por el saldo deudor de sus tarjetas de crédito.

Asimismo, aumentarán los riesgos crediticios para los bancos emisores de los plásticos y para los clientes, ya que en el caso de que el titular de la tarjeta muera o quede incapacitado, la deuda quedará a cargo de sus herederos, tal como se desprende de una publicación del diario La Nación.

El costo del seguro de vida varía según el banco y la tarjeta, aunque en la mayoría de los casos oscila entre 0,2 y 0,3% del saldo deudor.

Por otro lado, en la resolución del Banco Central señala que no podrán cobrarse cargos adicionales por las operaciones efectuadas por ventanilla por personas físicas ni por la generación o envío de los resúmenes de cuenta.

De acuerdo a las cifras oficiales del Banco Central, en el país existen más de 20 millones de tarjetas de crédito en circulación. Cada mes los clientes  financian más de $ 20.000 millones de un stock total de operaciones superior a los 150.000 millones de pesos.

Por último, con esta nueva reglamentación se quiere dejar de lado el accionar de los bancos ya que era una de las principales aspiraciones de las entidades de defensa del consumidor.

Print Friendly, PDF & Email