Columnistas

El rol del seguro ante la cancelación de eventos: Lecciones para la pospandemia  

Fernando Mohorade Por Fernando Mohorade, Abogado y Diplomado en Derecho de Seguros.-

Los seguros, en general, forman parte de nuestras vidas. En algunos casos, son esenciales porque es lo que nos permite protegernos de cualquier daño o suceso que le pueda ocurrir a nuestro bien asegurable.

Pensemos en nuestro vehículo en esta etapa de pandemia, donde en la mayoría de los casos, no está siendo utilizado y sin embargo como todo bien asegurable siempre corre algún riesgo de que pueda sufrir un daño como un robo, un incendio u otro vehículo que lo colisiona.

En este contexto atípico de coronavirus, el seguro resulta una parte esencial básicamente en cualquier cosa que pensemos. Es sabido que se ha perdido mucho dinero en eventos que no se han podido ni se van a poder realizar. Tal es el caso del torneo de tenis de Wimbledon, uno de los cuatro Grand Slam del año, que como consecuencia de la aparición del virus SARS en el año 2003 contrató de ahí en adelante un seguro contra pandemias, y conforme lo que surge del periódico británico The Times cobrará unos 114 millones de euros, debido a la suspensión del torneo de este año.

Asimismo, es dable destacar otros eventos de importancia que fueron cancelados debido a esta pandemia tales como la Maratón de Berlín, la Fiesta de San Fermín muy emblemática que se realiza todos los años en la ciudad española de Pamplona ubicada en el norte de la península ibérica, como también fue cancelado el Oktober Fest que iba a realizarse en Septiembre y que desde la Segunda Guerra Mundial no se cancelaba este evento.

En el mismo orden de ideas, hubo varias suspensiones de eventos como en el caso de los recitales los cuales tuvieron que ser en su mayoría cancelados y las empresas tercerizadas que se encargan habitualmente de cobrar y facilitar la compra para el usuario, tuvieron que apelar a un sistema de que el usuario haga el reclamo vía página web mediante un formulario para que le puedan devolver el dinero por el importe de la entrada sin el gasto del servicio. 

Por otra parte, un sector muy golpeado ha sido el del Turismo que hasta el momento no se ha establecido una fecha cierta en el corto plazo para la reanudación de los viajes. Algunas agencias de viajes se vieron afectadas dado que tuvieron que empezar a reintegrar el costo de los viajes programados como también reanudar las ventas con fechas luego de los seis meses de haber comprado el pasaje. A su vez, en el 2015, la Federación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (FAEVyT) junto a una compañía aseguradora muy reconocida presentaron un seguro de cobertura de costos de contratación por incumplimiento de operadores mayoristas o prestadores de servicios turísticos. Creemos que fue un gran avance para que las agencias de viajes lo puedan contratar y no se vean perjudicadas económicamente ante esta situación de grandes reclamos por la imposibilidad de viajar.

Un hito a tener en cuenta es lo que sucedió el día 19 de Septiembre de 2017 en México tras el sismo de magnitud 7,1 que sacudió la ciudad y provocó el derrumbe de varios edificios y casas. Debido a ello, conciertos, eventos deportivos y de entretenimiento tuvieron que ser cancelados o postergados a causa de este fenómeno natural. Luego de ello, muchos asegurados con intereses financieros en este tipo de eventos empezaron a hacer uso del seguro de cancelación, en la cual esta cobertura de cancelación de eventos asegura contra la pérdida monetaria resultante de la cancelación, interrupción o aplazamiento de un evento cubierto, que ocurra de manera repentina o accidental siempre y cuando la fuente de cancelación o aplazamiento esté cubierta dentro de los términos de la póliza (https://www.thbmexico.com/post/2018/04/02/-qu%C3%A9-es-el-seguro-de-cancelaci%C3%B3n-de-eventos).

A su vez, es que nos cuesta imaginar un mundo sin algo fundamental como es el seguro que nos da el resguardo de proteger lo que queremos, o que a su vez en el caso que lamentablemente ocurra ese riesgo se pueda resarcir el daño en forma pecuniaria, y así como Wimbledon lo hizo a partir del 2003, quizá éste sea el momento para que varios de nosotros incluyamos, según la actividad, una clausula en el contrato incluyendo situaciones de pandemias, lo que nos seguirá dando alivio y resguardo mientras que de cuestiones asegurables se traten.

Print Friendly, PDF & Email