Innovación

El BCRA advirtió sobre “inconsistencias” de las fintech y la Cámara le respondió

El 77% de las fintechs de préstamos, empresas que brindan créditos a través de aplicaciones móviles o plataformas de internet, cobran a sus clientes un Costo Financiero Total (CFT) que supera, como mínimo, el 150% anual, mientras que más de la mitad de las fintechs percibe un CFT por arriba de 400% anual. Estos datos surgieron del relevamiento que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) realizó en la primera semana de junio, sobre una base de consultas a sitios web y aplicaciones móviles.

El monitoreo se hizo sobre un total de 46 fintechs de préstamos y servicios de pago que tienen actualmente activas sus plataformas, en base a la información, ejemplos y simuladores puestos a disposición por las compañías. Del total de las fintechs relevadas, el 24% no publican ningún tipo de información sobre el costo de los préstamos.

Las principales conclusiones del estudio del BCRA indican que existen aproximadamente 50 empresas que utilizan aplicaciones móviles o plataformas de internet para ofrecer y otorgar créditos (principalmente de consumo). Además, sobre un total de 46 fintechs de préstamos con plataformas activas, el BCRA encontró que 11 de estas (24%) no publican ningún tipo de información sobre el costo de sus préstamos.

El estudio reveló además que las empresas utilizan criterios diversos para informar los costos de las financiaciones. En algunos casos, se informan tasas de interés nominales anuales y/o mensuales, en otros los CFT se informan en términos nominales en lugar de efectivos. En muchos de los casos, se encuentran mal informados los CFT (dado que no coincidían con el CFT del ejemplo o simulador de cuotas) o bien se informa el valor de las cuotas, pero no el del CFT.

“El BCRA sigue con atención el desarrollo de la actividad de las fintechs, ya que tienen el potencial de profundizar la inclusión financiera de la población. A través de estas compañías es posible realizar pagos en comercios, pagos de servicios, transferencias de fondos y recargas de telefonía celular, entre otros, por medio de billeteras electrónicas, como así también acceder a préstamos de dinero en línea”, explicaron desde la autoridad monetaria.

El objetivo del monitoreo del BCRA permite evaluar el desempeño de la actividad, sus posibles riesgos y aspectos vinculados a la protección de los usuarios de servicios financieros y a la inclusión financiera.

Respuesta de la Cámara

Ante este duro relevamiento oficial, que alerta sobre “inconsistencias” y “tasas excesivas” de las fintech de préstamos, la Cámara Argentina de Fintech -creada hace poco más de 2 años, y hoy agrupa a casi 200 compañías- destacó en primer lugar que durante este corto período,  más de 10 millones de argentinos adoptaron los servicios de pagos, préstamos, gestión de inversiones, criptomonedas, insurtech, financiamiento PyME, financiamiento colectivo, identidad digital y servicios B2B.

“Fuimos evolucionando como industria y como cámara. Trabajamos en la consolidación de un ecosistema regido por las buenas prácticas, la transparencia y la generación de información competitiva y relevante. Este objetivo lleva tiempo y exige revisiones y ajustes, no solo en función del contexto sino también en relación a la diversidad de negocios que agrupa el universo fintech”, remarcaron.

Es por eso que, en relación al comunicado de prensa emitido por el BCRA, desde la Cámara ratificaron su compromiso y el de sus miembros con la legislación argentina vigente, explicando que “la operatoria dentro del marco legal de nuestro país es una de las condiciones que asumimos para desarrollar nuestras actividades al momento de comenzar nuestra cámara”.

El sector de créditos representa un 25% del total de sus socios. Al respecto, aclararon que el cotejo liso y llano de las tasas de interés con sus correspondiente Costo Financiero Total asociado no conduce a comparaciones homogéneas de las que se puedan obtener conclusiones constructivas. En efecto, a su juicio, no es posible analizar el costo de las financiaciones referidas sin identificar plazos de repago, tipos de clientes (empleados en relación de dependencia, autónomos, monotributistas o PyMEs), modalidad de pago y segmentos de riesgos (determinado por comportamientos de pago anteriores), entre otros muchos factores.

Para cerrar, celebraron el potencial que el BCRA reconoce al sector para profundizar la inclusión financiera y promover un espacio de complementariedad.

Print Friendly, PDF & Email