Columnistas

Accidente mortal en Puerto Madero (II): Red de contención para fallos de seguridad

Daniel E. Gonzalez Girardi

Por Lic. Daniel E. González Girardi, Titular de GGA Riesgos y Seguros.-

La semana pasada, el Licenciado Daniel Cecotti, publicó una interesante columna referida al caso ocurrido el pasado 27 de Marzo en una obra en construcción en Puerto Madero, en la cual un obrero murió al caerle una tuerca desde un piso 40. De su lectura, pudimos tomar conocimiento de los fundamentos para el diseño de un sistema de seguridad dirigido a prevenir el riesgo de caídas de objetos en obras civiles (ver columna).

Ahora bien, los amigos de 100% SEGURO me ha solicitado que redacte la segunda parte de la columna, con el fin de que describa la tarea que le toca cumplir a los Productores Asesores de Seguros (PAS) en el caso de que un “Sistema de Seguridad” falle, y como consecuencia de ello, ocurra un evento similar al que dio origen a este artículo.

A tal fin, comenzaré diciendo que al PAS le cabe la tarea de diseñar una “Red de Contención Financiera”, la cual deberá estar disponible para todos los afectados en el caso de que se materialice esta clase de riesgos. El objetivo de esta columna es reflexionar sobre los desafíos que implica la construcción de esta red.

Red de contención Financiera:

  1. Introducción

Este lamentable caso, nos ayuda a dimensionar la importante función profesional “Ex-ante“ que le toca cumplir al PAS, ya que a la hora de materializarse un hecho de estas características, debería encontrarse disponible un conjunto de herramientas que conformen un  “Capital Contingente”, cuyo fin esté dirigido a actuar como una verdadera “Red de contención” para todas las partes afectadas. Dicha red, debe tener por finalidad mitigar las pérdidas financieras que genera en el seno de la familia de la víctima este irreparable hecho, y al mismo tiempo financiar las pérdidas originadas por las responsabilidades que deben asumir el resto de los involucrados.  Para graficar estos conceptos veremos en el siguiente punto un “Caso de Estudio”

  1. Caso de Estudio – Presentación:

En tal sentido, como no están disponibles los detalles del siniestro mencionado en la primer parte de esta columna, he preferido utilizar como “disparador”  para el análisis de esta problemática, un caso similar que me toco intervenir hace unos años atrás en una planta industrial a la cual le prestaba asesoramiento profesional. El hecho en cuestión tuvo como protagonista a un obrero de una empresa Contratista, el cual estaba prestando servicios relacionados con tareas programadas de mantenimiento dentro del establecimiento. El operario falleció luego de haberse fracturado el cráneo a raíz de la caída de un cerramiento ubicado en un piso superior. El  objeto caído había sido instalado en el marco del proyecto de ampliación de la planta industrial donde se encontraba prestando sus servicios. El cerramiento, luego de ser abierto por un operario de la planta,  se descalzó y  se cayó al vacío. Posteriormente los peritos intervinientes determinaron que había sido mal instalado por la empresa contratista responsable de las obra de ampliación. La obra hacía más de un año que había finalizado.

Este caso nos muestra que analizar el peligro de  “Caída de objetos”,  es una tarea que conlleva una combinación importante de factores de riesgo/tiempo, que nos obliga a estar muy atentos a la hora de diseñar el “programa de soluciones” adecuado. Veamos entonces, los pasos que hay que cumplir para diseñar correctamente la “Red de Contención Financiera” para el caso de estudio mencionado en el párrafo anterior.

  1. Caso de estudio – Desarrollo:

En primer término,  habíamos ayudado a la Empresa a desarrollar una norma orientada a transferir algunos riesgos y responsabilidades a sus contratistas, la cual preveía la obligación de presentar un certificado de cobertura de ART o AP con clausula de no repetición a todo contratista que ingresara a la planta.

A su vez, a raíz de la ampliación de la planta, indicamos la conveniencia de  estructurar un esquema para transferir los riesgos de ingeniería, para lo cual procedimos a diseñar y gestionar la contratación de una  cobertura de Todo Riesgo Construcción (CAR) incluyendo, entre otros,  los amparos de “Responsabilidad civil E/F”  y el Amparo “D- Mantenimiento + Mantenimiento Amplio por 12 meses”. También se actualizó la norma de ingreso de contratistas a los efectos de ajustar los controles a las necesidades específicas de la obra de ampliación. Además, se contrató una cobertura de Responsabilidad en Exceso a la póliza CAR

Asimismo, se procedió a comunicar a las  ART involucradas y a las aseguradoras que suscribieron la póliza de Todo Riesgo Operativo (TRO)  y Responsabilidad Civil Operaciones (RCO), todo lo concerniente a la obra de ampliación con el fin de cumplir las cargas contractuales y legales y evitando que en caso de siniestro alguna aseguradora invoque un rechazo basado en el concepto de “Agravación de Riesgo”.

Finalmente, con el objetivo de cubrir contra daños materiales (ej. caída de objetos, como ser puentes grúas, cerramientos, etc.),  a los activos que paulatinamente fuesen entregados por el Contratista al Comitente,  dimos la indicación de incrementar progresivamente el valor asegurable de la póliza de TRO. Esta operatoria es fundamental en estos casos, ya que la cobertura de CAR cubre únicamente los daños materiales originados durante el período de ejecución de la obra y  pruebas, y a partir de allí solo están amparado los eventos causados directamente por el contratista, pero únicamente si se originan  en el curso de la ejecución de las operaciones llevadas a cabo para dar cumplimiento con las obligaciones derivadas de la cláusula de mantenimiento del contrato de construcción.  Paralelamente, revisamos los “Escenarios de Pérdida Máxima” con el fin de evaluar si se necesitaba ajustar algún límite/sublímite de cobertura, tanto en la póliza de TRO, como en la de RCO.

Con todo este “Capital Contingente” disponible, al ocurrir el evento que se materializó en la “caída del cerramiento”, se procedió a denunciar la muerte accidental del operario a su ART, la cual recordemos había expedido un certificado de cobertura con la cláusula de “No Repetición” a favor del Comitente. Este último, recibió nuestra indicación de que debía reportar el siniestro al Asegurador que tenía suscripta la póliza de Responsabilidad Civil Operaciones, ya que el contrato incluía el siguiente texto:

“A los efectos de este seguro, no se consideran terceros los contratistas y subcontratistas así como tampoco sus dependientes, salvo cuando el evento no corresponda específicamente al trabajo para el que fueron contratados”

En el cuadro que se observa a continuación, se resume las acciones destinadas a transferir esta clase de riesgos.

  ART AP RC TRO
Esquema de protección para los riesgos de la obra Se pide al contratista certificados con cláusula de no repetición Se informa de la obra de ampliación a la ART de los contratistas. Se pide al contratista Certificados con cláusula de no repetición y con una suma asegurada mínima para muerte /incapacidad /gastos médicos Todo Riesgo Construcción que incluye (entre otras cláusulas) los Amparos E y F (RC) + Mantenimiento (D)  incluyendo mantenimiento amplio. RC en exceso a la póliza CAR 
Esquema de protección para los riesgos de operación de la planta Se pide a los contratista habituales certificados con cláusula de no repetición y se informa de la Obra a la ART Se informa a la propia  ART de los detalle de la obra. Se pide a los contratista habitualesCertificados con cláusula de no repetición y con una suma asegurada mínima para muerte, incapacidad y gastos médicos. 1-      Se notifica la obra.2-      Terceros no incluyen a la figura de “contratistas”, salvo que el accidente no se origine por la tarea para la cual fueron contratados3-      Se mantiene al tanto de modificaciones durante la obra hasta su finalización

4-      Se verifican los escenarios de pérdida para ver si es necesario ajustar los limites/sublímites de cobertura

1-      Se notifica  la obra.2-      Se mantiene al tanto de modificaciones durante la obra hasta su finalización3-      Se actualizan valores asegurables a medida que el contratista hace las “entregas” al comitente de las partes de la obra terminadas

4-      Se revisan los escenarios de pérdida para ver si es necesario ajustar límites/sublímites

 

Conclusiones Finales:

La identificación y evaluación de peligros “Ex- ante” tiene por objeto ayudar a los interesados a detectar situaciones que no siempre son fáciles de prever. A tal fin, debemos mantener activo nuestro “Sistema de Pensamiento Sistémico”, y para ello creo que es de mucha utilidad tomar estos casos como nuestra “jurisprudencia profesional” en materia de análisis de riesgos y estructuración de soluciones de asegurabilidad. De esta forma vamos a estar mejor preparados para gestionar riesgos y llegado el caso, brindar “contención financiera” a las víctimas.

 

Acerca de Daniel González Girardi:

Lic. en Administracion y Seguros UADE

Risk Management Certification AIRM

Fellow del Centro de Riesgos del IAE

Docente en UADE

Miembro de la comisión técnica de AAPAS

Docente en AAPAS

Print Friendly, PDF & Email