Prevención Seguridad Vial

Un informe advierte que los choferes de colectivos padecen de somnolencia y cansancio mental

Los choferes de transporte púbico sufren somnolencia diurna y 6 de cada 10 duermen mal, de acuerdo con un informe solicitado por el gremio de Unión Tranviarios Automotor (UTA) para conocer el estado de salud de los colectiveros urbanos. Conforme a esto, los Investigadores del Conicet y de la Universidad Austral encuestaron y estudiaron a más de 1000 choferes de la Capital, informó el diario La Nación en una nota.

La investigación arrojó como resultado que tienen un mal estado de salud, ya que la mitad de los choferes tiene somnolencia diurna y seis de cada diez duermen mal; con sensaciones de cansancio físico y mental. La mayoría de los choferes dijo que cumplir sus horarios “implica conducir en forma insegura” (85%) o “sin cumplir las reglas de tránsito” (88%).

Cada vez son más los choferes que ante este alarmante estado recurren a un especialista.

Las consultas más frecuentes se refieren a insomnio, ansiedad, falta de tolerancia con la familia y estados depresivos crónicos. La reticencia al tratamiento puede estar relacionada con el costo de una psicoterapia”, afirma la psiquiatra Lía Ricón, quien tiene pacientes colectiveros.

En la misma línea, la psiquiatra Elsa Wolfberg asegura que aquellos que conducen un transporte público se exponen a un trabajo de fuerte carga emocional.

Está signado por el estrés crónico por varias razones: los horarios, que en muchos casos son muy exigentes; la inseguridad; el destrato de los pasajeros; la falta de recreos, porque 15 minutos no alcanzan para reponerse de un trayecto. Además, manejar con malestar facilita distracciones si no se descansa y no se controla la ansiedad, que es un elemento serio de perturbación.” Asegura Wolberg.

Si bien algunos choferes deciden recibir ayuda terapéutica, lo cierto es que el gremio no les brinda apoyo psicológico a sus trabajadores. En palabras de Ariel, quien fue inspector durante diez años en la empresa Ecotrans, señala que “Son muy pocas las empresas que brindan apoyo psicológico a sus empleados; en su mayoría tienen un área de recursos humanos muy pobre, que no puede contener inconvenientes básicos de los empleados. La única posibilidad de acceder a algún tipo de ayuda ante el estrés es yendo a la ART, que te hace la derivación psicológica”, algo que no es frecuente en el rubro.

Print Friendly, PDF & Email