Actualidad Prevención Seguridad Vial

Tras la polémica por el enrejado en la Illia, se redujeron 90% las denuncias por daños a autos

Una vez instalada la reja que sepa la Villa 31 con la autopista Illia, la empresa estatal Autopistas Urbanas (AUSA) informó que las denuncias y reclamos por daños a vehículos en la autopista Illia se redujeron en un 90%. En el tiempo comprendido entre enero y mayo de 2014 se registraron 97 reclamos de este tipo, mientras que en el mismo período de 2015 las denuncias fueron sólo nueve, así lo afirma una nota del diario La Nación.

[box type=”note”]En medio de una polémica, finalmente el enrejado antivandalismo fue colocado en septiembre del año pasado. El alambrado se extiende a lo largo de 550 metros y el tejido fue colocado, en su momento, sobre muretes de cemento de unos 65 centímetros de alto.[/box]

Cuando una acción concreta de gobierno atiende a una necesidad colectiva y se logra mediante consenso y diálogo permanente con la gente, seguramente sea un éxito; éste es un ejemplo testigo de haber puesto foco en las coincidencias tanto de las familias que viven en las villas 31 y 31 bis como de quienes circulan por la autopista Illia”, dijo Gonzalo Mórtola, coordinador general del programa de mejoras para las villas 31 y 31 bis.

Nosotros hicimos un relevamiento general con la gente frentista a la autopista; siempre les pareció inseguro, tanto para los propios vecinos de la villa como para los automovilistas. Teníamos un grave problema con los chicos, que estaban siempre muy cerca del paso de los vehículos” comentó Ramón Ojeda, delegado vecinal de la manzana 13 del barrio Cristo Obrero de la Villa 31 bis.

Las diferencias respecto del enrejado surgieron fundamentalmente entre quienes estaban a favor de su instalación y quienes consideraban que era una forma de seguir excluyendo a los habitantes de las villas 31 y 31 bis. “Quienes estaban en contra eran vecinos que no vivían cerca de la autopista, que no sufrían en carne propia el peligro de estar pegados a un carril de alta velocidad. No hay dudas de que esto es un beneficio para todos”, agregó Ojeda.

En conjunto con la obra del enrejado, el gobierno porteño construyó una plaza del lado de la Villa 31 y sumó canteros con espacios verdes en ambos lados de la autopista Illia.

Print Friendly, PDF & Email