Europa Internacionales Resto del mundo

Países emergentes se enfrentan a la caída de los precios del petróleo

De acuerdo con el informe trimestral de Coface, muchos países se enfrentan a la caída de los precios del petróleo, especialmente los países emergentes: sus previsiones de crecimiento al 4% para 2015 (en comparación con el 4,2% previsto en marzo de 2015). Mientras tanto, las economías desarrolladas (con una previsión de crecimiento del 2% para 2015 y 2016) se están beneficiando de la ligera recuperación de la eurozona (1,5% en 2015).

En cuanto a la República Checa, Portugal y Vietnam se encuentran bajo vigilancia positiva desde enero de 2015. Continúan por el buen camino y sus economías se están viendo impulsadas por el consumo.

  • La República Checa se ve beneficiada por la recuperación económica de Europa Occidental (más específicamente, del mercado europeo del automóvil) y se ha revisado al alza su evaluación, situándose en A3.
  •  Basándose en un comportamiento de pago satisfactorio, Coface ha revisado al alza la evaluación de Portugal, situándose en A4 y confirma una dinámica empresarial positiva, sobre todo entre las empresas exportadoras.
  •  Vietnam, cuya evaluación fue elevada a B, está experimentando una aceleración del consumo privado gracias a la baja inflación y a la recuperación de la confianza del consumidor. El riesgo externo se ha reducido, la cuenta corriente está en superávit y las reservas de divisas están mejorando.

Por su parte, los países exportadores de hidrocarburos están sufriendo las consecuencias de su dependencia del sector petrolero:

  •  La evaluación A1 de Canadá ha sido puesta bajo vigilancia negativa, debido a los efectos de la caída de los precios del petróleo sobre la inversión, los riesgos que amenazan al sector inmobiliario y el contexto de crecimiento negativo durante el primer trimestre de 2015.
  •  La evaluación A4 de Argelia también se ha colocado bajo vigilancia negativa. El descenso de los precios del petróleo ha tenido un impacto negativo en las cuentas públicas y en la cuenta corriente del país. Si los precios no mejoran, la actividad en el país no se restablecerá.
  •  La evaluación B de Gabón se ha colocado bajo vigilancia negativa. Su gran dependencia del petróleo redundará en una desaceleración de la actividad económica, con un crecimiento del 4% en 2015 (frente a una media de 5,4% en los últimos años).
  •  Tanzania está sufriendo una rápida caída de su tipo de cambio frente al dólar estadounidense. La depreciación de su moneda (el Shilling) causa preocupación y entraña grandes perjuicios para las empresas. El país sufre una desaceleración de su crecimiento, mientras que el déficit público se agudiza. Coface ha puesto su evaluación B bajo vigilancia negativa.
  •  Por último, la economía de Madagascar sufre las consecuencias de su continua inestabilidad política. Su evaluación C también se encuentra bajo vigilancia negativa.
[box type=”note”]Bajo vigilancia negativa desde enero de 2015, la evaluación de China ha sido degradada a A4. El nivel de la deuda privada china está aumentando, debido principalmente a las empresas. De acuerdo con el FMI, llegó a 207% del PBI en 2014, frente a 130% en 2008, un nivel preocupante y que supera ampliamente los niveles observados en otros países emergentes. Consecuentemente, la solvencia de las empresas de los sectores más débiles podría verse afectada. Segmentos tales como el cemento, los productos químicos y el acero, asociados con la inversión en infraestructura, se ven debilitados por su sobrecapacidad.[/box]
Print Friendly, PDF & Email