América Latina Internacionales

En México, la falta de una cultura de prevención repercute en los seguros

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) continúa en la lucha de varios años por aumentar la penetración de los seguros en México. A finales del año pasado, Recaredo Arias, presidente de la Asociación, señalaba la baja penetración de los seguros de gastos médicos en México, únicamente un 7% de la población cuenta con uno, tal como lo afirma en una nota de la pagina web mexicana Dinero en Imagen.

Este problema tiene que ver con la falta de una cultura de prevención, pero también es consecuencia del bajo poder adquisitivo de grandes sectores de la población. Aunque mucho tiene que ver la desconfianza de las personas hacia las compañías del sector.

Muchas personas tienen una desconfianza automática hacia las compañías de seguros fomentados por viejas prácticas en las que los agentes de seguros venden pólizas con el único objetivo de obtener una comisión sin atender las necesidades del cliente.

Además, existe una percepción no del todo infundada en cuanto a que el trabajo de los funcionarios de dichas compañías es tratar de no pagar o pagar lo menos posible al asegurado una vez que ocurre un siniestro. Lo cierto es que las compañías aseguradoras lo hacen con buenas prácticas, no obstante ello, las cifras también hablan de una realidad que define en parte dicha percepción.

La Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dio a conocer que en los cuatro primeros meses del año los seguros son el sector que tiene más reclamos después de los bancos con 10.346 protestas lo que significó un incremento del 4%. El 44% de las quejas de dicho periodo están vinculadas a “negativa de pago de indemnización, el incumplimiento en los términos de la póliza y la relativa a pólizas no contratadas o no canceladas”.

[box type=”note”]México tuvo al frente del Banco Central a funcionarios de primer nivel no sólo en la administración pública nacional sino con una definida estatura internacional.  En su momento, tuvo a Guillermo Ortiz y actualmente a Agustín Carstens al frente del organismo de política monetaria sobre todo ante la coyuntura que detonó la crisis hipotecaria de Estados Unidos en 2008. [/box]

La gran recesión que se generó en ese entonces provocó un escenario inédito que perdura hasta nuestros días y que requiere de un profundo conocimiento del entorno internacional así como creatividad para enfrentar corrientes que a veces se contraponen.

Print Friendly, PDF & Email