Europa Internacionales

En España, la producción de seguros cayó 11% por la pandemia

Como consecuencia del congelamiento de la actividad  económica por el COVID-19, el mercado asegurador español no se encuentra ajeno al desplome de las primas. Tal es así, que la facturación de las aseguradoras al cierre del segundo trimestre de 2020 se situó en 29.952 millones de euros, es decir un 11,12% menos que un año atrás.

Según expresó Pilar González de Frutos, presidenta de la patronal del seguro Unespa, el desplome de la facturación hay que atribuirlo “a los efectos de la crisis sanitaria y al confinamiento decretado para hacerla frente”.

De acuerdo a lo publicado por el portal español Finanzas.com,  y según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), de los ingresos logrados hasta junio/2020, 19.074 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 10.878 millones restantes al de vida,

“Las líneas de negocio que más han acusado el cambio de ciclo han sido los seguros de vida, automóviles y diversos.La facturación del negocio de vida, reflejada en los ingresos por primas, menguó al cierre del segundo trimestre un 26,02% en términos interanuales”, según publicó Finanzas.com

Ramos

El negocio de automóviles tuvo un descenso de sus ingresos del 2,95%, hasta los 5.694 millones. Esa caída acusa, especialmente, la paralización en la venta de vehículos. A cierre de 2019, en comparación, crecía a una tasa del 1,52%. Mientras que los seguros generales han tenido un giro más pronunciado. Su facturación cayó un 1,70%, hasta los 4.698 millones.

Los seguros que protegen inmuebles crecieron un 2,86%, hasta los 3.988 millones. Mientras que la partida de seguros de salud repuntó un 4,97% a cierre de junio, hasta los 4.694 millones. Más allá de que estos últimos datos no son tan desalentadores, la presidente de Unespa reconoce que “lo peor está por venir”.

“Hay que tener en cuenta que los efectos de las crisis en la actividad aseguradora se producen con un cierto retraso respecto a otras actividades económicas, por lo que el auténtico impacto de la presente situación lo vamos a recoger con más claridad en los próximos trimestres”, analiza Pilar González de Frutos.

Print Friendly, PDF & Email