Internacionales Resto del mundo

Egipto confisca el barco Ever Given y pide compensación

Un tribunal egipcio ordenó a Shoei Kisen Kaisha, propietario japonés del barco Ever Given, a pagar US$ 900 millones en compensación como resultado de las pérdidas infligidas cuando el buque portacontenedores de bandera panameña, impidió del 23 al 29 de marzo/2021 que el tráfico marítimo transitara por la vital vía fluvial de comercio mundial.

La millonaria cifra que exige el tribunal egipcio también incluye las tarifas de mantenimiento y los costos de la operación de rescate, según dio a conocer esta semana el medio de noticias estatal Al Ahram. La operación funcionó las 24 horas del día para sacar el barco de las orillas del canal, intensificándose tanto en la urgencia como en la atención global con cada día que pasaba, ya que los barcos de todo el mundo, que transportaban combustible y carga vitales, no podían ingresar al canal. El Ever Given fue reflotado con éxito el 29 de marzo y trasladado al cercano Great Bitter Lake para ser inspeccionado por su navegabilidad y permitir que se realizaran reparaciones.

El dueño del Ever Given expresó que las compañías de seguros y los abogados estaban trabajando en el reclamo de indemnización y se negó a dar más información sobre el tema.

Según detalló el medio Al Ahram, los gerentes técnicos del barco, Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), dijeron el miércoles que el barco había sido declarado seguro para su paso hacia Port Said en el mar Mediterráneo, pero que estaba detenido debido a la disputa entre la Autoridad del Canal de Suez (SCA) y los propietarios de la embarcación.

“La decisión de la SCA de detener el buque es extremadamente decepcionante”, dijo el CEO de BSM, Ian Beveridge, en un comunicado. “Desde el principio, BSM y la tripulación a bordo han cooperado plenamente con todas las autoridades, incluida la SCA y sus respectivas investigaciones sobre la puesta a tierra… El objetivo principal de BSM es una resolución rápida de este asunto que permitirá a la embarcación y la tripulación partir del canal de Suez”, añadió.

El rol de las aseguradoras 

Una de las aseguradoras de Ever Given, UK Club, dijo esta semana que había respondido a un reclamo de la SCA por US$ 916 millones y cuestionó su base.

“A pesar de la magnitud de la reclamación, que en gran parte no fue respaldada, los propietarios y sus aseguradoras han estado negociando de buena fe con la SCA. El 12 de abril, se hizo una oferta generosa y cuidadosamente considerada a la SCA para resolver su reclamación”, expresó la aseguradora en un comunicado.

Desde UK Club dicen ser la aseguradora de Ever Given para ciertas responsabilidades de terceros, incluidas reclamaciones por obstrucción o problemas de infraestructura, pero no es la aseguradora del barco en sí ni de la carga.

“La SCA no ha proporcionado una justificación detallada para este reclamo extraordinariamente grande, que incluye un reclamo de US$ 300 millones por un ‘bono de rescate’ y un reclamo de US$ 300 millones por ‘pérdida de reputación’. El encallamiento no provocó contaminación ni heridos. El buque volvió a flotar después de seis días y el canal de Suez reanudó rápidamente sus operaciones comerciales. La reclamación presentada por la SCA tampoco incluye la reclamación del rescatista profesional por sus servicios de rescate, que los propietarios y sus aseguradores de cascos esperan recibir por separado”, aseguraron desde UK Club.

La carga del Ever Given ha sido incautada hasta que se resuelva la disputa, según la Autoridad del Canal de Suez.

Print Friendly, PDF & Email