Actualidad

Con la llegada de las vacaciones de invierno, las aseguradoras buscan aprovechar oportunidades

Con la llegada de las vacaciones de invierno  crece la demanda turística y, con ello, las oportunidades para los aseguradores, así lo señala una nota de El Cronista.

En esta temporada, los  operadores locales coinciden en que los destinos más solicitados se debaten entre los principales centros de montaña y ski, la región del Litoral y el Norte argentino. Las Leñas, Bariloche, Salta, Jujuy y las Cataratas del Iguazú son, históricamente, los puntos más concurridos en cada período y este año promete no ser la excepción. Los vuelos de Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, ya están agotados hasta seis días antes del inicio de la temporada y las webs especializadas en viajes informan una suba de 60% en las consultas frente a las realizadas el año anterior, teniendo en cuenta que los destinos internacionales tienen más adherentes.

Recordemos que Argentina viene de una temporada de verano con niveles de ocupación hotelera de más de 95% en los principales puntos del país y pasajes agotados para varios centros turísticos. Además, el 70% de los argentinos eligió pasar los primeros meses del año en destinos locales, a diferencia de años anteriores, cuando los porcentajes respecto a los viajes al exterior no eran tan dispares, según fuentes del mercado.

[box type=”note”]La Argentina ocupa el cuarto lugar en América latina en la comercialización de pólizas y seguros de vida, con un dinamismo constante en los últimos dos años y un largo camino por transitar.[/box]

Tienen mucho potencial para su desarrollo, ya que el porcentaje de penetración es bajo si se lo compara con los países que tienen un mercado maduro, como los Estados Unidos o Japón” comentó Pablo Daguzán, gerente de Suscripción Negocios Masivos y Vida de Mapfre, acerca de las coberturas de personas.

Sin embargo, resaltó una incipiente concientización de los turistas respecto a los riesgos, tanto físicos como económicos, que implica no contar con este tipo de seguros. Este factor impacta en la contratación de coberturas como las que ofrece la compañía, vinculadas a los deportes típicos de esta época del año, con pólizas para más de 80 disciplinas, cuyos costos van desde los $ 10 a los $ 200 mensuales.

Se nota una creciente concientización sobre los riesgos en la práctica de los deportes en general. Por consiguiente, esta tendencia impacta positivamente y los deportistas amateurs y profesionales aumentaron la demanda de dichas coberturas”, describe Daguzán.

En la misma línea, Hernán Aschendorf, gerente de Líneas Personales de Intégrity Seguros, subraya que, para que el escenario se expanda más, es necesario  un incremento en la conciencia aseguradora y considera que “es determinante la comercialización de productos concretos que representen la satisfacción de una necesidad”. “Las coberturas para viajes son simples de vender y, con ellas, las personas ven representada la satisfacción de una necesidad concreta”, destaca.

Cuando uno está de viaje, cambia su alimentación, sus actividades, no conoce el destino en detalle, puede no manejar correctamente el idioma y, frente a un problema, no contar con una cobertura puede generar complicaciones. Por otro lado, hay un factor económico, que es secundario en comparación con la salud, pero si se generan inconvenientes en medio de un viaje, se puede resentir la economía familiar”, alerta Diego Barón, director de Marketing y Publicidad de Universal Assistance.

Por su parte, Gaman Argentina propone un pack de asistencia al viajero que brinda protección las 24 horas e incluye coberturas por accidentes en excursiones y paseos hasta en prácticas deportivas tales como kayak, windsurf, escalada , pesca, buceo, catamarán, rappel, tirolesa y travesías 4×4, entre otros. Asimismo, se suma cobertura en salud y compensación por pérdida de equipaje o gastos de vuelos demorados.

La actividad turística representa cada vez un porcentaje mayor en el PBI argentino y, como todas las actividades pujantes, también tiene su correlato en la contratación de los seguros vinculados”, resaltó Leandro Canosa, gerente técnico de Gaman.

Las compañías que operan en la Argentina detectaron una gran demanda por parte de los pasajeros que viajan a Europa, no sólo por una cuestión de seguridad y tranquilidad, sino también porque ese destino cuenta con un marco regulatorio especial, el acuerdo Schengen, que obliga al ingreso con un seguro ya contratado. En este contexto, la gran mayoría de las empresas locales ofrecen buenos precios, de entre u$s 10 y u$s 20 diarios en promedio, para la cobertura de 30.000 euros obligatoria para concretar ese viaje.

Del otro lado del mapa, si el destino elegido es los Estados Unidos, todas las prestadoras de seguros se ponen de acuerdo en remarcar la necesidad imperiosa de viajar con una cobertura completa, teniendo en cuenta los altos valores del costo sanitario en el norte del continente y la falta de políticas gratuitas de salud. Barón aconseja no viajar a tierras estadounidenses con seguros inferiores a los u$s 60.000 y, por eso, la firma ofrece packs de diferentes alcances que van desde u$s 8.000 hasta u$s 1 millón de cobertura.

Print Friendly, PDF & Email