Actualidad Prevención Seguridad Vial

Según estudio, un conductor deshidratado es tan peligroso como bajo los efectos del alcohol

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Laoughborough y la European Hydration Institute (EHI) aseguró que una persona deshidratada comete los mismos errores al volante que un conductor que se encuentre bajo los efectos del alcohol, así lo afirma el portal web Antena3.

La investigación ‘Deshidratación y Conducción,’ realizada en Reino Unido, concluye que la falta de hidratación lleva a que los conductores cometan el doble de errores que con una hidratación correcta.

Cuando tenemos un adecuado equilibrio entre los líquidos que hemos ingerido y los que hemos perdido, todas las células funcionan en estado óptimo y por tanto, todos los mensajes de transmisión funcionan correctamente” dijo el miembro del Comité Científico Asesor del EHI, el profesor Lluís Serra-Majem.

Por eso, mientras conducimos no debemos olvidarnos de beber agua ya que una deshidratación leve, supone la pérdida de entre 1 y 2% del agua de nuestro organismo, reduciendo nuestra capacidad física y cognitiva.

Cuando esta pérdida de deshidratación llega hasta el 4% aparecen otros síntomas que disminuyen la concentración al volante  como dolor de cabeza o somnolencia.

Este estudio explica los errores más comunes cometidos por conductores que no están bien hidratados son la salida involuntaria del carril o frenar demasiado tarde. Además, el profesor Lluís Serra-Majem ha afirmado que la deshidratación disminuye la capacidad de atención y reacción ante un posible imprevisto en la carretera.

Acerca de la cantidad de líquido recomendado, este varía según la persona en cuestión e influyen factores como el calor, la dieta, el tipo de vida, la edad y la actividad física. Serra-Majem ha destacado que “parar para beber cada dos horas es una recomendación adecuada, un vaso de agua o una bebida equivalente”.

El profesor Lluís Serra-Majem concluyó con cuatro consejos básicos:

1-    Realizar una ingesta de líquidos adecuada y combinar el consumo de agua con otras bebidas como refrescos, zumo o café;

2-    Elegir bebidas con cafeína para combatir el cansancio,

3-    parar cada dos horas durante viajes de largo recorrido para descansar

4-    beber algo así como examinar la orina, pues la orina de una persona bien hidratada muestra un color amarillo claro, mientras que si es más oscura puede indicar que estamos levemente deshidratados.

Print Friendly, PDF & Email