Actualidad Destacadas

Perspectivas en Automotores: la visión de los operadores

¿Cuál es el futuro del ramo automotor? Cerrando con esta entrega el análisis ramo a ramo sobre las perspectivas de los principales segmentos del mercado, en este caso se analiza el principal ramo del mercado asegurador. Las opiniones de los directivos de Federación Patronal, MAPFRE Argentina, QBE Seguros La Buenos Aires, El Progreso Seguros, Seguros Rivadavia, San Cristóbal Seguros, Sancor Seguros y Triunfo Seguros.

Les recordamos que el análisis completo de este y el resto de los segmentos del mercado asegurador, además de otro material estadístico de interés, forma parte de la segunda edición  del ANUARIO DE SEGUROS de 100% SEGURO (ver micrositio, donde se puede acceder sin cargo a la publicación digital y adquirir la versión gráfica), en donde detalla lo sucedido en el ejercicio 2013-2014 y las proyecciones/tendencias para el ejercicio 2014-2015.

Cambios y previsiones. Pese a haber estado impactado fuertemente a comienzos del 2014 por la devaluación y el “impuestazo” a los vehículos de alta gama, en el ejercicio 2013-2014 el ramo Automotores creció por encima del promedio del mercado y por arriba de los parámetros de los últimos ejercicios, con un primaje de $38.989 millones a junio de 2014, lo que implicó un alza que rozó el 40% respecto al ejercicio anterior.

Con el trascurrir de los meses, y ya adentradas en el actual ejercicio, las compañías no sólo comenzar a sufrir el menor volumen de ventas de unidades 0Km, sino también el bajo recambio de vehículos usados, que normalmente genera posibilidades de nuevos negocios.

A la notable reducción en la producción y venta de unidades, hay que sumar que los costos de reparación por repuestos y mano de obra vienen sufriendo incrementos constantes, lo mismo que los casos de destrucción total, lo cual se relaciona directamente con las variaciones del costo de repuestos”, advierte Alejandro Sultani, Presidente y Gerente General de El Progreso Seguros.

La mencionada devaluación y el “tarifazo” en el comienzo de la segunda parte del ejercicio 2013-2014 llevaron, en determinadas situaciones, a la emisión de endosos y a un necesario ajuste en precios.

Hay que hacer una gran esfuerzo en todo lo inherente a la suscripción y administración de la cartera de siniestros, además de evitar mayores costos, con el fin de que las tarifas se ajusten de una manera coherente a la evolución de los ingresos de nuestros asegurados”, reflexiona Dino Chiappetta, Gerente Regional de Triunfo Seguros.

El escenario inflacionario también requiere una cintura especial por parte de las compañías, máxime en un ramo como el de Automotores.

Cuando se actúa en un economía afectada por la inflación, se debe trabajar con una mirada permanente de las distintas variables que se ven impactadas por dicha evolución, por ejemplo, sentencias judiciales, valor del reclamo medio, costo de los repuestos y los valores de mano de obra que acordamos con los proveedores tanto sea en chapa como en pintura”, grafica Julio Alberto Gómez, Jefe del Departamento de Producción Automotores de Federación Patronal.

En materia de resultados técnicos, los mismos se mantuvieron prácticamente en los mismos parámetros que en el ejercicio anterior. Los siniestros netos devengados alcanzaron los $23.454 millones (equivalentes al 66,5% de las primas devengadas), los gastos implicaron desembolsos por $17.397 millones (49,3%), llevando así a un quebranto técnico de $5.595 millones, es decir, 15,87% de las primas.

Estamos atravesando por un contexto económico complejo y la actividad aseguradora no está exenta de sus efectos, lo cual queda en evidencia claramente cuando analizamos la evolución del costo medio de los siniestros que debemos afrontar día a día”, lo que obliga a las compañías a “realizar monitoreos constantes de los índices siniestrales como así también la actualización de los cuadros tarifarios”, señala Juan Pablo Trinchieri, Gerente de Seguros Patrimoniales de Sancor Seguros.

En este contexto, que requiere más ingresos por ventas para compensar los gastos crecientes, las compañías tratan de cubrir la demanda con un abanico amplio de coberturas que permitan al asegurado una elección a su medida.

La cobertura más demandada en el país es Terceros Completo, con cobertura de cristales y granizo; en cambio, en el interior se comercializan fundamentalmente las pólizas básicas (RC más Robo), mientras que en las grandes ciudades aumenta la demanda de seguros de Todo Riesgo”, indica Rodolfo De Marco, Director Adjunto de Automóviles de MAPFRE.

Lo cierto es que más allá de la estrategia de cada compañía, los operadores no creen que el ramo automotores tenga un gran crecimiento a nivel de vehículos cubiertos durante el ejercicio 2014-2015 en la medida que existe una previsión de los concesionarios que no venderán más de medio millar de unidades. Así, el nivel de crecimiento sería algo menor al cerrado en junio de 2014.

La amenaza más contundente que continúa afectando a nuestro negocio es la inflación, que impacta con mayor incidencia en la cobertura de daños materiales”, sostiene Gustavo Palotta, Gerente Comercial de San Cristóbal Seguros, que para lo que resta del año, seguirá con la mirada puesta en el resultado técnico y la judicialidad, al igual que sus colegas.

Por citar otro caso, desde Federación Patronal no descartan aumentos de franquicias por las alzas de los repuestos, evitarán la suscripción de modelos con alta frecuencia de robo y buscarán colocar elementos protectores contra el robo parcial (por ejemplo, tuercas de seguridad), como algunas de las medidas que en el corto plazo pueden ser aplicadas.

De los análisis permanentes del comportamiento siniestral, ajustamos tarifas, coberturas y condiciones de contratación, de modo tal de darle sustentabilidad en el tiempo a las condiciones de contratación del ramo. En este sentido, creemos que, como aseguradores, es nuestro deber ser previsibles, tanto con nuestros asegurados como con los canales de comercialización”, añade Julio Salvioli, Gerente Comercial de Seguros Rivadavia.

Desde QBE Seguros La Buenos Aires, con sus campañas de “autoscoring”, apuntarán a ganar mercado en los modelos y zonas que tienen mejor resultado siniestral.

La suba de precios de los vehículos claramente va a impactar en el corto plazo en el crecimiento que venía dándose en el total del parque automotor del país y seguramente producirá un envejecimiento de la antigüedad promedio al ser más difícil la adquisición de vehículos nuevos”, completa al respecto Stella Campana, Gerente de Suscripción de QBE Seguros La Buenos Aires.

En todos los casos, y más allá del advenimiento y crecimiento de nuevos canales, los operadores resaltan la importancia del productor a la hora de cerrar un negocio. Ello, sobre todo, en un contexto de tanta información disponible que convierte a los consumidores en sumamente exigentes. Así, el asesoramiento profesional seguirá siendo la clave para retener y ganar nuevos clientes.

Print Friendly, PDF & Email