Actualidad

Las opciones low cost llegan a más rubros, entre ellos los seguros

Hasta hace poco, el término low cost se asociaba exclusivamente a las aerolíneas de bajo costo que llegaron al país para ofrecen boletos personalizados, de acuerdo a las prestaciones elegidas por el clientes, pero esta modalidad “bajo costo” se está comenzando a expandir hacia otros rubros.

Desde octubre existe una póliza “telemática” que le permite al cliente pagar cuotas más bajas en los meses en los que menos kilómetros maneja. Ese mismo mes arribó al país By Hours, una aplicación que permite reservar “microestadías” de 3, 6 y 12 horas, por una fracción de la tarifa habitual. Algunos gimnasios empezaron a ofrecer pases diarios, para que el usuario sólo abone por las veces que asiste.

Low cost en seguros

La póliza “telemática” lanzada en octubre funciona con un GPS que la compañía instala en el vehículo y reporta los datos en tiempo real a una central.

Gonzalo Delger, CEO de SnapCar, la primera propuesta de este tipo en llegar al país, explicó a Clarín sobre esta posibilidad de contratación: “La mayoría de quienes los contratan son personas de 25 a 35 años, y los que más descuento reciben son los de 45 a 55. En promedio, con la modalidad logran pagar un 20% menos cada mes, y hubo gente que logró ahorrar hasta un 38%”.

Con una cobertura de terceros, la cuota puede bajar de $ 2.000 a $ 1.460 si el auto sólo recorre 500 kilómetros y pasa 10 días sin uso. “Del modo tradicional, el 65% de la gente paga de más para subsidiar a los que usan mucho su auto. Pero con nosotros, si manejás menos, pagás menos”, afirma Delger.

Los seguros de vida y salud también comenzaron a ofrecer coberturas que, en vez de proteger en un rango amplio de enfermedades, se limitan a los problemas graves que más le preocupan a cada usuario.

La Caja lanzó un seguro de salud, complementario a las obras sociales y prepagas, que indemniza con cierta suma sólo ante algunos tipos de cáncer, infarto, ACV o trasplantes. Un adulto de hasta 44 años, por ejemplo, puede cobrar en esos casos $ 150.000 con cuotas de $ 100 al mes, o hasta $ 400.000 con pagos de $ 260, comenta Clarín.

Claudio Dulfano, director técnico de La Caja explicó a Clarín: “Está pensado para que la persona, con un costo bajo, pueda tener una suma para el fin que quiera, como buscar una segunda opinión médica sobre la enfermedad o cubrir el lucro cesante si trabaja de forma independiente”, Y añadió: “Lo lanzamos hace 6 meses y ya tenemos más de 13.000 pólizas vendidas, superó las expectativas”.

En la misma línea, Sancor Salud sumó coberturas indemnizatorias para problemas cardiovasculares únicamente, y otras que sólo incluyen patologías oncológicas. Específico, a medida y a bajo costo parece ser las tres claves de esta tendencia que avanza.

Otros rubros

En hoteles, hasta ahora, lo mínimo que se podía pagar era “una noche”, incluso si un viajero necesitaba la habitación sólo para un breve pernocte -llegando a última hora y saliendo al amanecer- o para pasar algunas horas entre dos vuelos. Pero a partir de la llegada de las microestadías, el panorama cambia.

Según Clarín, desde octubre 200 hoteles argentinos empezaron a ofrecer “microestadías” de 3, 6 y 12 horas, con horario de entrada y salida a elección, por una fracción de la tarifa habitual.

En gimnasios, surgió una opción “low cost” “a la medida” de aquellos que no quieren supeditarse al abono mensual. Frente a eso, desde fines de 2017, más de 90 centros de entrenamiento de Buenos Aires empezaron a ofrecer “pases diarios”, para abonar sólo por las veces que se asiste, afirma Clarín.

Según Jennifer Bonilla, gerente de Marketing de Gympass, empresa que ofrece planes mensuales “a medida”: “El pase diario permite a la gente ir al gimnasio que desee sin asumir un compromiso de largo plazo o probar clases específicas un tiempo para luego anotarse si le gustan. También les sirve a los que están de viaje y quieren ir al gimnasio”.

Sólo es cuestión de tiempo para que otros rubros se sumen a la ola low cost. 

Print Friendly, PDF & Email