Europa Internacionales

Las empresas alemanas han pasado al “Modo Crisis” y ofrecen plazos más cortos de pago

Las empresas alemanas quieren cobrar lo antes posible, según la cuarta edición de la encuesta de Coface sobre la experiencia de pago de las empresas en Alemania, realizada en julio y principios de agosto de 2020, con 753 empresas participantes ubicadas en Alemania.

No es de extrañar que el COVID-19 y sus efectos en la economía mundial y alemana sea el tema predominante de esta encuesta. Una de las principales conclusiones es que las empresas alemanas están preocupadas: las empresas se han vuelto cautelosas a la hora de ofrecer plazos de pago a sus clientes y menos empresas los están ofreciendo en general, y éstos se han acortado, incluso drásticamente en algunos sectores.

Los principales riesgos para el negocio de exportación han cambiado mucho. El riesgo número uno del año pasado, el conflicto comercial entre EE.UU. y China, es sólo marginal dentro del espectro de riesgos de 2020. En cambio, 3 de cada 4 empresas nombraron al COVID-19 y sus efectos sobre la economía mundial o la alemana como el principal riesgo, junto con la interrupción de las cadenas de producción a causa de la pandemia. Sin embargo, riesgos como el Brexit -que está presente desde nuestra encuesta de 2017- no han desaparecido y podrían hacerse aún más urgentes con un “No-Deal-Brexit” que se avecina para 2021. Así, incluso con una perspectiva ligeramente más brillante para 2021, Alemania está lejos de salir del “Modo Crisis”.

Condiciones de pago: el dinero en efectivo es el rey.

  • El plazo medio de pago se redujo en 3 días, de 37 días en 2019 a 34 días en 2020.
  • Sólo el 62% de nuestros participantes respondieron que ofrecieron plazos de pago en 2020. En los cuatro años anteriores, más del 80% de las empresas encuestadas ofrecieron plazos de pago.
  • Los plazos de crédito a corto plazo (0 a 30 y 30 a 60 días) dominan el panorama empresarial alemán: la mitad de las empresas solicitaron que los pagos se hicieran entre 0 y 30 días.
  • Destaca el 100% de los participantes del sector de la construcción que respondieron que ofrecían plazos de pago entre 0 y 30 días, llevando el plazo medio de pago en este sector a un mínimo de 15 días.

(Como nuestra categoría más baja es de 0 a 30 días, el plazo mínimo de pago promedio es de 15 días en nuestra encuesta).

  • El sector automotriz es el más generoso en el año 2020, con un plazo promedio de pago de 43,8 días.
  • El mayor cambio se produjo en el sector farmacéutico-químico, donde los plazos de pago se redujeron en casi 18 días hasta llegar a 31,7 días.

Retrasos en los pagos: las empresas reciben su dinero más rápido.

  • En 2020, el 68% de nuestros participantes encuestados informaron retrasos en los pagos, en comparación con el 85% en 2019.
  • El promedio general de tiempo de demora en el pago disminuyó en casi 2 días, de 37,7 días en 2019 a 35,9 días en 2020.
  • Los motivos de los retrasos en el pago en general están relacionados principalmente con dificultades financieras (48% en 2020).
  • El 9% de los participantes mencionaron explícitamente al COVID-19 como la principal razón de los retrasos en los pagos.
  • Las ventas pendientes de pago disminuyeron considerablemente en unos 9 días, de 65,8 días en 2019 a 56,5 días en 2020.

Expectativas económicas: 2020 – un año de pesimismo e incertidumbre

  • Mientras que los viejos riesgos no han desaparecido y siguen amenazando la actividad de las empresas alemanas, el COVID-19 y sus efectos es el tema abrumador en 2020, especialmente para el negocio de exportación.
  • El 39% de todos los encuestados esperan mejores condiciones comerciales en 2021 en comparación con 2020, el 14% son pesimistas para 2021.
  • 3 de cada 4 empresas nombraron al COVID-19 y sus efectos sobre la economía mundial o la alemana como el principal riesgo, junto con la interrupción de las cadenas de producción a causa de la pandemia.
  • El 91% de los encuestados considera que el mercado interno es el mercado con mayores oportunidades de negocio (frente al 81% en 2019).
  • 1 de cada 2 empresas se ha beneficiado de las ayudas estatales y especialmente de la compensación por trabajo a corto plazo.
Print Friendly, PDF & Email