Actualidad

El CEO de Allianz pidió más acción y menos promesas para paliar el cambio climático

Oliver Bäte expuso en el Foro de Davos sobre la transición hacia operaciones que reduzcan las emisiones de carbono a cero.

La transformación de industrias y economías a emisiones cero de carbono es compleja y requiere mucho capital. Para ello, las empresas deben colaborar con los sectores financiero y público para acelerar la descarbonización.

El Foro Económico Mundial de Davos ofreció un espacio de debate para pensar en qué soluciones innovadoras de financiación se necesitan para acelerar el progreso hacia este futuro, en él participó Oliver Bäte, CEO de Allianz SE.

La sesión estuvo asociada con diversos proyectos e iniciativas tales como financiamiento de la transición a un futuro “net-zero”, cielos limpios para el mañana e innovación colaborativa para tecnologías de baja emisión de carbono en la industria química.

En el panel participaron también Caroline Anstey, Presidente y CEO de Pact; Mark Carney, Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Acción Climática y las Finanzas; Werner Hoyer, Presidente del European Investment Bank (EIB); Stephanie von Friedeburg, Directora Ejecutiva y Vicepresidente Ejecutivo interino de Corporación Financiera Internacional (IFC) y Al Gore, ex Vicepresidente de Estados Unidos y Presidente de Generation Investment Management LLP.

En este contexto, Bäte presentó las acciones de la compañía para lograr cero emisiones de gases de efecto invernadero a través de la Net-Zero Asset Owner Alliance (AOA), que reúne compromisos de 33 organizaciones.

El ejecutivo comentó: “Hace 18 meses empezamos sin nada. Ahora tenemos 5 billones de dólares y deberíamos usarlos el próximo año para llegar a los 10 billones. Si nos comprometemos a cero con nuestros activos y los administradores de activos hacen lo mismo, realmente moveremos los mercados”.

A lo largo de su presentación Bäte se mostró convencido de que la adopción de regulaciones apropiadas, el soporte de precios y los compromisos claros de los gobiernos pueden crear asociaciones público-privadas exitosas.

Los panelistas se mostraron seguros de evitar la trampa de muchas discusiones sobre el cambio climático que nunca progresan hacia una acción tangible. En ese marco, Bäte adoptó una postura sobre la rendición de cuentas de las empresas, argumentando: “No puede ser una elección, tiene que ser una obligación para garantizar que los objetivos ambiciosos se cumplan realmente”. A su vez, al defender una perspectiva a largo plazo en las decisiones de inversión, el ejecutivo de Allianz desafió a cada asistente al WEF a comprometerse con objetivos de emisión cero en sus organizaciones.

Para finalizar su exposición, Bäte señaló la falta de acción de muchas corporaciones y gobiernos al concluir: “No necesitamos más compromisos, necesitamos mucha más ejecución”.

Print Friendly, PDF & Email