Innovación

Para evitar choques en autos autónomos, el MIT armó simulador con Inteligencia Artificial

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), creó un sistema de simulación para entrenar autos sin conductor, recreando un mundo fotorrealista con infinitas posibilidades de dirección. En este sentido, lo que se propone es ayudar a los autos a desplazarse por los peores escenarios, antes de transitar calles reales.

De acuerdo a lo publicado por el MIT, los sistemas de control, para vehículos autónomos dependen en gran medida de conjuntos de datos del mundo real en trayectorias de conducción realizadas por conductores humanos. A partir de esta data, los vehículos aprenden a imitar controles de dirección seguros en una variedad de situaciones, pero los datos del mundo real de casos extremadamente peligrosos, como casi chocar o ser forzado a salir de la ruta o a otros carriles, son, afortunadamente, raros.

Los programas de computadora denominados “motores de simulación”, pretenden emular estas situaciones al presentar caminos virtuales detallados para ayudar a entrenar a los controladores a recuperarse, pero el control aprendido de la simulación nunca se ha demostrado que se transfiera a la realidad en un vehículo a gran escala.

A raíz de esto, los investigadores del MIT abordan el problema con su simulador fotorrealista, al que han llamado Síntesis de imagen virtual y transformación para la autonomía (VISTA). Este aparato utiliza un  pequeño conjunto de datos, capturado por humanos que conducen en una ruta para sintetizar un número prácticamente infinito de nuevos puntos de vista a partir de trayectorias que el vehículo podría tomar en el mundo real.

Más seguridad 

El controlador es recompensado por la distancia que recorre sin colisionar dentro del simulador, por lo que debe aprender por sí mismo cómo llegar a un destino de manera segura, al hacerlo, el vehículo aprende a navegar con seguridad en cualquier situación que encuentre, incluyendo recuperar el control después de desviarse entre carriles o recuperarse de choques cercanos.

En las pruebas, un controlador capacitado dentro del simulador VISTA pudo desplegarse de manera segura en un automóvil sin conductor a gran escala y navegar por calles nunca antes vistas. Al colocar el automóvil en orientaciones todoterreno que imitaban varias situaciones cercanas al choque, el controlador también pudo recuperar con éxito el automóvil en una trayectoria de conducción segura en unos pocos segundos.

Es difícil recopilar datos en estos casos extremos que los humanos no experimentan en el camino, sin embargo, en nuestra simulación, los sistemas de control pueden experimentar esas situaciones, aprender por sí mismos a recuperarse de ellas y permanecer seguros cuando se implementan en vehículos en el mundo real”, detalla uno de los autores, Alexander Amini, estudiante de doctorado en el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL).

El simulador de conducción se realizó en colaboración con el Toyota Research Institute. Junto a Amini en el estudio están Igor Gilitschenski, un postdoctor en CSAIL; Jacob Phillips, Julia Moseyko y Rohan Banerjee, todos estudiantes universitarios de CSAIL y del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación, además de Sertac Karaman, profesor asociado de aeronáutica y astronáutica; y Daniela Rus, directora de CSAIL y la profesora de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación Andrew y Erna Viterbi.

Fuente: La Verdad Noticias

Print Friendly, PDF & Email