Actualidad Europa Internacionales

Aseguradoras en Francia aportan 200 millones de euros a Fondo de Solidaridad

La Federación Frances de Seguros (FFA) llegó a un acuerdo con sus miembros para desbloquear 200 millones de euros que están inmediatamente disponibles para el ‘fondo de solidaridad’ promovido por el Gobierno de Francia y que debe movilizarse “para apoyar el tesorería de empresas muy pequeñas y trabajadores independientes, en el contexto de una pandemia (covid-19), anuncia una declaración de la federación que indica que la iniciativa ya ha sido presentada en la oficina del Ministro de Economía y Finanzas, Bruno le Maire.

En esta crisis financiera y de salud mundial sin precedentes, la prioridad para las aseguradoras es garantizar la continuidad de sus actividades para proteger mejor a sus clientes. Las aseguradoras están ansiosas por participar en el movimiento de solidaridad nacional, junto con las autoridades públicas, para ayudar a las personas y empresas más vulnerables “, dijo Florence Lustman, presidenta de la federación de seguros, citada en el comunicado.

Además de Axa France, Crédit Agricole Assurances, BNP Paribas Cardif, Allianz France, Generali, las aseguradoras Covéa y Groupama también forman parte de la lista de contribuyentes para un apoyo financiero excepcional, informa el sitio web especializado L ‘Argus de L’ assurance.

La medida anunciada por las aseguradoras “se suma al compromiso asumido el 19 de marzo de retener como garantía los contratos de las compañías en dificultades en caso de retraso en el pago después de la pandemia, durante todo el período de contención”.

Las aseguradoras afiliadas a la FFA también se han comprometido a posponer el pago de rentas (en bienes raíces) para pymes y microempresas pertenecientes a sectores cuya actividad fue interrumpida en virtud de un decreto del gobierno (restauración, actividades de apoyo al pequeño comercio y turismo, entre otros) .

Además de estas medidas “y por solidaridad con las personas vulnerables (es decir, las personas con enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas), puestas en baja por enfermedad bajo el procedimiento de excepción previsto por la Seguridad Social, las aseguradoras pagarán, en virtud de contratos, compensación diaria “.

Según la FFA, esta última medida, “que representará una carga excepcional para el sector, se aplicará a partir del 23 de marzo dentro del límite de 21 días de ausencia del trabajo, en las mismas condiciones que una licencia por enfermedad prescrita por un doctor “.

Finalmente, “las aseguradoras solicitan participar en la reflexión que se realizará sobre la creación de un esquema de tipo seguro diseñado para intervenir en caso de una futura catástrofe de salud importante”, dice el documento de la federación francesa de seguros.

Génesis del fondo solidario para mitigar el daño de la pandemia
Hace menos de dos semanas, el gobierno francés pidió a las aseguradoras que se involucraran en el “esfuerzo de solidaridad nacional” con las empresas que enfrentan dificultades debido a la crisis pandémica.

La referencia más reciente fue hecha por la Secretaria de Estado de Economía y Finanzas, Agnès Pannier-Runacher, afirmando que “se estaba realizando una reflexión para definir las modalidades de la participación del sector asegurador en la gestión de los impactos económicos” resultantes de la pandemia. El tema del seguro es un tema en análisis dado que “la situación de catástrofe de salud es legalmente inexistente”, reconoció. Pero, “estamos trabajando con las aseguradoras para ver cómo harán, y esperamos que hagan, su parte del esfuerzo”.

Antes de que Agnès Pannier-Runacher, ya jefe de la cartera de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, sugiriera el desafío ante la prensa, cuando dijo que no le correspondía al Estado asumir todos los costos económicos con las pérdidas de la pandemia. , traducido por el cierre obligatorio de establecimientos, interrupciones en las cadenas de suministro y envío, cancelación de eventos y las consiguientes pérdidas operativas (ingresos) de las empresas, particularmente en las pequeñas y medianas empresas de hoteles, restaurantes y otros servicios.

En la ocasión, el funcionario del gobierno dijo que el ejecutivo francés creó un fondo de solidaridad de decenas de miles de euros, constituyendo en gran medida garantías estatales sobre crédito bancario para respaldar la tesorería y limitar los despidos en pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, con respecto a las pérdidas operativas, Le Maire recordó que las aseguradoras solo cubren daños materiales, entre otros, causados ​​por accidentes físicos, desastres naturales y otros. En vista de la dimensión de las pérdidas causadas por la pandemia actual, el funcionario del gobierno prometió: “Veremos con las aseguradoras cómo pueden participar en el esfuerzo de solidaridad nacional”.

La intervención de Le Maire desencadenó una reflexión transversal sobre el tema y creció la presión de los clientes profesionales (empresas) y los asegurados (empresarios individuales) con mediadores y agencias que exigían respuestas. Algunas aseguradoras reaccionaron casi de inmediato y, además de explicar las limitaciones que enfrenta la industria.

Fuente: https://eco.sapo.pt/

Print Friendly, PDF & Email